¿Por qué son necesarios los folatos durante el embarazo?
  • Ayudan a prevenir el paladar hendido.
  • Fomentan el desarrollo adecuado del cerebro y del cráneo.
  • Reducen el riesgo de defectos del tubo neural en un 80% (espina bífida).
  • Son importantes para la producción de células rojas de la sangre.
  • Apoyan los niveles saludables de homocisteína.
  • Apoyan el desarrollo adecuado de las células.
  • Apoyan el desarrollo de los huesos.
  • Ayudan a prevenir la depresión.
  • Ayudan en la producción de ADN y neurotransmisores.
Los folatos (incorrectamente conocidos como Ácido fólico) son las vitaminas que para la mayoría de las mujeres son esenciales durante el embarazo.
Los folatos son necesarios para la producción de nuevo ADN, así como para el desarrollo de nuevas células. A medida que el bebé crece en el abdomen, sucede una división celular constante que requiere una producción continua de nuevas células. Los folatos también afectan a la sana formación del tubo neural, el peso adecuado y el desarrollo de la cara y el corazón del niño.

Se ha demostrado que tomar suplementos con Ácido fólico reducen el riesgo de desarrollar espina bífida y otras malformaciones del tubo neural. Las primeras etapas del embarazo son cruciales, por lo tanto se recomienda la toma de suplementos para todas las mujeres que planean un embarazo.

Esto explica por qué la ingesta diaria recomendada de Ácido fólico durante este período es de 400 mg diario, mientras que algunos consideran una dosis más alta. Sin embargo, la ingesta diaria recomendada durante la gestación se evalúa en relación con los valores necesarios para ser tomado con el fin de prevenir defectos congénitos, pero no para promover la buena salud. Estas recomendaciones también asumen que sólo el 50% de la dosis consumida será absorbida.

Se recomienda la ingesta de Ácido fólico adicional por lo menos durante las primeras 12 semanas del embarazo, incluso si la madre está saludable y bien nutrida. Lo mejor es empezar a tomar Ácido fólico antes de quedar embarazada. Si el embarazo no fue planeado, lo recomendado es empezar a tomar Ácido fólico tan pronto como sepa que está embarazada. Además de tomar un suplemento con Ácido fólico, asegúrese de comer lo más sano posible, y tomar otros alimentos ricos en folatos tales como: espinacas, brócoli, papas e hígado.

Por lo tanto, todos sabemos que:

  • Los folatos desempeñan un papel importante durante el embarazo, y que
  • Muchas mujeres no reciben suficientes folatos de su dieta

De acuerdo con este razonamiento, tiene sentido que todas las mujeres embarazadas tomen suplementos de Ácido fólico, ¿verdad? No saque conclusiones tan rápido.

El Ácido fólico no es lo mismo que los folatos

El Ácido fólico es un producto sintético que se encuentra en los alimentos y en el cuerpo humano. Para poder ser utilizado, necesita ser metabolizado en el interior del cuerpo (transformándose en su forma activa). Sin embargo, estudios han demostrado que el 50% de las personas no son capaces de aprovechar al máximo el ácido fólico.

Los folatos están disponibles a través de los alimentos, pero la mejor fuente de folatos son el hígado, las legumbres y verduras de hojas oscuras como la col rizada y acelgas. Sin embargo, incluso cuando se consumen regularmente estos alimentos, puede ser que las mujeres embarazadas no reciban la cantidad necesaria folatos. Por lo tanto, se recomiendan los suplementos.

Desafortunadamente, la mayoría de los complejos multivitamínicos prenatales contienen Ácido fólico en lugar de folatos naturales.

Folvite® proporciona folatos en su forma activa por lo que puede ser muy útil antes de la concepción de un niño, así como durante el embarazo y lactancia.

  • Proporciona la forma activa de los folatos, inmediatamente disponible para la acción biológica.
  • Tiene 7 veces mayor biodisponibilidad que el Ácido fólico regular.
  • Numerosos estudios preclínicos y clínicos han demostrado su perfil de seguridad.
  • Folvite® se produce de acuerdo con las normas GMP (garantía de calidad).
  • Folvite® es un producto libre de gluten.
  • En una cápsula de origen vegetal.