Estoy buscando embarazo, o estoy embarazada

... ¿ Yo necesito Ácido Fólico
?

 

SÍ ! ...pero no cualquier Ácido fólico !!!

 

1. Ácido Fólico: ¿Por qué lo necesitás antes y durante el Embarazo?

Si estás buscando embarazo o estás embarazada, es crucial que tu organismo cuente con suficiente Ácido Fólico, que es la versión sintética de la Vitamina B9, también conocida como folato. El tubo neural es la parte del embrión a partir de la cual se desarrollan la espina dorsal y el cerebro.

Está demostrado científicamente que el Ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural, que son malformaciones de la médula espinal (como espina bífida) y del cerebro (como la anencefalia).

Los defectos del tubo neural ocurren durante una etapa muy temprana del desarrollo, entre los días 21 y 28 de la gestación, incluso antes de que muchas mujeres sepan siquiera que están embarazadas, por eso es importante que empieces a tomar Ácido Fólico antes de comenzar la búsqueda.

 

2. ¿De qué otras formas te ayuda el Ácido fólico.

Tu cuerpo necesita este nutriente para crear glóbulos rojos normales y prevenir la anemia. También es esencial para la producción, reparación y funcionamiento del ADN (nuestro mapa genético). En conclusión, tomar suficiente Ácido fólico es especialmente importante para el rápido crecimiento celular de la placenta y de tu bebé en desarrollo.

 

3. ¿De dónde se obtiene el Ácido fólico?

El Ácido fólico se puede obtener a través de los alimentos. Se encuentra en verduras (verdes), lentejas, calabaza, zanahoria cruda, tomates, leche, yema de huevo, entre otros.

Desafortunadamente los folatos de los alimentos son inestables y pierden su actividad muy rápidamente.

Por todas estas razones y teniendo en cuenta nuestra forma de vida moderna, a menudo la dieta sola no es suficiente para compensar el déficit de esta vitamina, por lo que se recomienda la suplementación desde todas las Entidades Científicas del Mundo como la OMS.

Nuestro cuerpo no puede utilizar el Ácido fólico sintético ingerido; necesita convertirlo a través de un proceso de 4 pasos, en una forma activa llamada “metilfolato” que sí somos capaces de incorporar.

 

Importante !

Estudios han demostrado que 1 de cada 2 mujeres (50%) debido a la genética, no son capaces de utilizar plenamente el Ácido fólico que ingieren y transformarlo en la forma activa, por lo cual están en riesgo de no contar con la protección que necesitan.

 

3. ¿Cuánto Ácido fólico necesito?

Para reducir el riesgo de que tu bebé tenga un defecto del tubo neural, los expertos recomiendan que tomes hasta 1 mg de Ácido fólico diariamente, comenzando al menos un mes antes del inicio de intento de quedar embarazada.